El dilema detrás de cada problema


"Ser o no ser, esa es la cuestión:

¿Cuál es la mas noble acción del ánimo,

Sufrir los tiros penetrantes de la fortuna injusta,

U oponer los brazos a este torrente de calamidades

Y darles fin con atrevida resistencia?"

- Hamlet



Si como ya lo discutimos en el blog previo, siempre existe más de una solución válida para cada problema, ¿porque entonces muchos problemas permanecen con nosotros por tanto tiempo?, ¿como es, que aún cuando es posible generar una abundante cantidad de soluciones, es tan difícil deshacerse de algunos problemas?


Seguramente usted, como muchas otras personas, tiene algunos problemas que le han estado acompañando por algún tiempo. Algunos de estos problemas pueden incluso venir de años atrás. Puede ser que usted ya los considere una parte inevitable de su vida, y por ello, ya no los combata fuertemente. Pero, dada la posibilidad, usted agradecería la oportunidad de resolverlos de una vez por todas.


Tómese unos minutos para pensar acerca de estos problemas en su vida. ¿Están aún vivos porque usted ha sido incapaz de pensar en una solución para ellos?


Para la gran mayoría de los casos, la respuesta a esta última pregunta es: ¡NO! La mayoría de las veces, los problemas nos siguen molestando, no porque no tengamos una solución para ellos, sino porque el resolverlos genera otro problema, uno que puede ser de mayores proporciones que el que tenemos hoy, o que puede ir en contra de nuestros mas profundos principios. Por lo tanto, aún cuando podemos tener mas de una solución disponible, preferimos no usarlas porque, o tememos a los posibles riesgos involucrados, o no sabemos cómo implementar la solución en nuestra realidad especifica sin complicar mas las cosas. Nos vemos atrapados entre la espada y la pared.




28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo