El Triángulo de las Bermudas

Actualizado: 25 mar 2020




A mediados de los años 40s surgió la leyenda del Triángulo de las Bermudas. Una zona del planeta, en forma de triángulo, en la que todo tipo de aparatos se volvía loco: barcos y aviones fueron reportados como "desaparecidos" al intentar atravesar esta zona. Se han creado una gran cantidad de explicaciones "científicas" al respecto, el caso es que todos los que pretenden cruzar esa zona toman muy serias precauciones para lograrlo.


Exactamente lo mismo pasa con el tema de Proyectos. Cualquier objetivo que parece simple, se complica de maneras que nunca podemos pronosticar. Y justo ese es el tema que queremos abordar hoy: "En Proyectos sabemos que algo inesperado va a ocurrir, lo que nunca sabremos es QUE y COMO va a ocurrir" ... y sin embargo, debemos establecer una fecha de entrega; debemos tener una idea de su costo y los recursos que serán requeridos; debemos tener una clara expectativa de lo que obtendremos al final ... y estos tres factores conforman el Triángulo de las Bermudas del mundo de los Proyectos:


Generalmente nos referimos a Murphy (véase la Ley de Murphy: https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Murphy ), como el elemento generador de Caos en lo que hacemos: "Si algo puede salir mal, saldrá mal". Y también sabemos que en el mundo de los Proyectos Murphy se pone hiperactivo.


Lo interesante es que si bien Murphy crea Caos, ¡ nosotros nos las ingeniamos para complicar todo mucho mas de lo que Murphy pudiera lograr !. Por ejemplo: si creemos que no vamos a cumplir la fecha de entrega, empezamos a gastar tiempo y recursos de más, y empezamos a modificar el objetivo; si sentimos que se nos está acabando el presupuesto, "ajustaremos" nuestras expectativas y haremos cambios en el objetivo y por supuesto deberemos "ajustar" la fecha de entrega, etc.


En resumen: cuando uno de los tres factores se pone en riesgo (es afectado por Murphy), nuestra tendencia normal es compensar pegándole a LOS OTROS DOS FACTORES, multiplicando el caos y complicando enormemente la situación. ¡Y lo más desquiciante de todo es ver cómo el impacto original de Murphy se evapora o resuelve solo y nosotros nos quedamos con la complicación de nuestras soluciones que ahora son totalmente innecesarias!


Hemos podido ver, en asientos de primera fila, como tantos proyectos inician con gran entusiasmo y grandes expectativas, el personal pelea por ser parte de ellos, para que días después todo sean discusiones y nadie quiera siquiera tocar el tema. Hemos debido rescatar a tantos líderes de proyectos que con la mejor de las intenciones entraron al Triángulo de las Bermudas sin tomar las debidas precauciones. ¿Le ha pasado a usted?, ¿lo ha visto en su organización? ... ¿ha podido observar que pasa año tras año con los propósitos de año nuevo que casi todos hacemos? ...


Así pues, en el mundo de los Proyectos deberemos estar preparados para que todos nuestros sentidos se pongan a prueba. La Incertidumbre, no es "mala pata". ¡Es una realidad de todo Proyecto!. El Triángulo de las Bermudas en los Proyectos, NO es una leyenda. ¡Es una realidad!


Y con esto no queremos decir que sea imposible controlarlos. O qué estemos predestinados al fracaso. ¡para nada! Es solo hacerlo consciente de que habrá turbulencia. Pero llegaremos a buen fin.

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo