¿Qué cambiar?


Todo empieza por decidir que Sistema vamos a analizar. Pudiera parecer obvio, pero no lo es, ¡ni con mucho!. Este paso es clave porque definirá las fronteras de nuestro estudio: que si deberemos tomar en cuenta, y que no. Para explicarlo de manera simple, diremos que aquí se trata de definir el tema de nuestras siguientes conversaciones, y no podremos modificarlo hasta haber terminado el análisis. Muy bien pues, ¿estaremos analizando nuestro planeta, nuestro país, nuestra familia, nuestra vida profesional, nuestra relación de pareja? .. ¿qué? ... se vale analizar lo que sea, no hay límites ... bueno, si los hay, en realidad el límite lo define la información de la que podemos disponer para nuestro análisis. El tema puede ser el que sea, siempre y cuando podamos disponer de información actualizada sobre ese tema. Así es que no se vuele, no quiera analizar temas de los cuales no posea información actualizada ...


Una vez definido el Sistema bajo análisis deberá responder a la siguiente pregunta: ¿cuál es la meta de ese sistema?, ¿para qué fue creado? ... ¡conste!, le dijimos que no se volara. ¡Cuidado!, muchas veces esta meta o propósito no ha sido expresada por quien creó ese sistema, así que los demás empiezan a adivinarla y asumir cosas ... como por ejemplo: asumir que la Meta de una empresa es ganar dinero. Este es un error sumamente común. Si, el dinero es importante en la vida de una empresa, ¿pero su generación fue la razón de la creación de su empresa? ... en algunos casos si ... pero en otros no. Algunas empresas fueron creadas para generar un estilo de vida, otras para mantener el estatus de una familia (o varias), otras para generar un patrimonio ... ¿ya lo vio? ... si, el dinero es el MEDIO por el que estas tres cosas se pueden lograr, pero no es la META. Así que no asuma cosas, pregunte al creador de su sistema, ¿para qué fue creado este sistema?.


Pero la Meta no es suficiente para definir nuestro sistema. También necesitamos establecer las Condiciones Necesarias dentro de las cuales el sistema deberá operar en el cumplimiento de su meta. Por ejemplo: un empleado trabaja para (meta) mantener a su familia y desea hacerlo cumpliendo las siguientes condiciones: no arriesgar su vida, tener tiempo para disfrutar a su familia, poder ejercer su profesión, pagar sus impuestos, etc. A la suma de todas estas condiciones le llamaremos: la Visión.


No corra. Tomese su tiempo para contestar estas tres preguntas. De la calidad de sus respuestas dependerá fuertemente la calidad de su análisis y por consecuencia, la efectividad de las soluciones encontradas.

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo