Solución de Conflictos 1.3


Teniendo claro el "jaloneo" entre nuestras supuestas opciones de acción (EFI vs. EFD), o como decimos en México: "con melón o con sandía", procederemos ahora a profundizar nuestro entendimiento de este conflicto que rompe tan efectivamente nuestra paz mental.


La siguiente pregunta que deberemos contestar es: ¿qué logro positivo se podrá obtener al contar con el Efecto Deseable planteado?. ¿Qué podré lograr al tener mejor salud?; ¿qué podremos lograr al tener clientes contentos?; ¿Para lograr qué deseamos tener empleados cumplidos? ... pareciera que esta es una pregunta ociosa, sin embargo es muy importante asegurar que entendemos claramente la necesidad de obtener este objetivo y, si se trata de un equipo, asegurar que TODOS compartimos el MISMO objetivo.


En innumerables ocasiones, planteamos ciertas acciones a realizar y asumimos que la necesidad de llevarlas a cabo resulta por demás obvia y por lo tanto que no requiere explicación alguna ... y como resultado nos encontramos con que la acción propuesta o nunca se lleva a cabo, o se realiza de una manera muy diferente a como nosotros la imaginamos, generando resultados muy inferiores a los requeridos.


Así es que en nuestro análisis de conflictos no deberemos asumir nada. Deberemos ser odiosamente claros y repetitivos.


Tener mejor salud suena como algo que todo el mundo desea ... sin embargo que haremos al tener mejor salud tendrá una gran cantidad de respuestas diferentes, en temas abismalmente distintos. Habrá quien jugará mas tiempo con sus hijos, mientras que también habrá quien trabaje más horas extras, y claro también habrá quien salve más animalitos en peligro de extinción. El abanico de opciones es casi infinito y esto hace a esta vida maravillosa.


Sin embargo, cuando se trata de solucionar conflictos que mantienen con vida ciertos problemas, necesitamos unificar nuestros objetivos, incluso deberemos lograr acuerdos con nosotros mismos, para evitar la dispersión de esfuerzos y sentimientos.


Por lo tanto, es muy importante establecer que esta metodología de solución de conflictos deberá aplicarse A CADA EFECTO INDESEABLE EN CADA SITUACIÓN DISTINTA EN QUE SE PRESENTE. En otras palabras: el mismísimo problema puede tener un conflicto muy diferente en otra persona, equipo, empresa o país. Sí, es posible que los análisis resulten muy parecidos, e incluso que las soluciones sean 90% similares. Pero son las pequeñas diferencias las que nos dan la oportunidad de crear soluciones verdaderamente poderosas.


Con lo que llevamos hasta ahora de nuestro diagrama de conflictos (nube), deberemos crear y revisar el siguiente texto: "En mi realidad, me enfrento con que (PROBLEMA/EFI-1). En realidad, me gustaría lograr (SITUACION DESEADA/EFD-2), lo que necesito para alcanzar (NECESIDAD1 - 3)… “


Esta es la prueba de calidad de nuestro análisis. El texto final logrado, ¿le suena lógico y describe su realidad?


Si la respuesta es positiva, estamos listos para dar el siguiente paso. De otra forma haga los cambios necesarios hasta estar satisfecho.








17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo