Solución de Conflictos 4.1

Actualizado: 21 abr


Creencias y Reglas Limitantes, Paradigmas, Principios ... como quiera que los queramos nombrar, es necesario tener claro ese concepto para resolver nuestros conflictos ... así que hoy abordaremos ese tema a través de una historia de mi infancia, sean pacientes conmigo ...


Tendría yo unos 15 años un día que contesté el teléfono de la casa y se trataba de mi papá que había olvidado sus lentes en la casa y requería que los lleváramos a su oficina, ya que sin ellos no podía leer claramente casi nada. Habiendo sido yo quien contestó el teléfono, me tocó a mí la suerte de recibir tal misión. Cuando me preparaba a cumplir con mi cometido, uno de mis hermanos me dijo que iría a una tienda que estaba muy próxima a la oficina de Papá, así que rápidamente transferí el encargo de mi padre a mi hermano y dediqué mi mañana a ver televisión ...


Mi hermano estaba tan emocionado por comprar la parte que le faltaba para su carrito de control remoto, que olvidó por completo el asunto de llevar los lentes y mi Padre debió pasar todo ese día de trabajo sin sus anteojos. Demás estará decir que cuando Papá llegó a casa esa tarde, recibí una gran reprimenda y fui enviado a dormir "calentito" (así decíamos mis hermanos y yo cuando nos tocaba tratamiento corporal con el cinturón de papá, que con lentes o sin lentes manejaba con gran maestría).


Ese día aprendí una gran lección: "Las cosas importantes no se delegan para asegurar que queden bien hechas". A partir de ese día NUNCA transferí la responsabilidad de algo que me pareciera importante. Y por muchos años, esta pareció ser una pieza importante en mi desarrollo y en la creación de un buen nombre. Me volví en una persona responsable en la que se podía confiar, y esto ayudó mucho a mi obtención de mayores puestos y a mi crecimiento laboral.


Y así transcurrieron 20 años de trabajo como empleado. Hasta que por una serie de eventos me encontré ante la posibilidad de independizarme como Consultor representando a Goldratt en México. Y en este nuevo papel, las cosas parecían aún mas serias e importantes, porque ahora todo repercutía directamente en mis resultados personales y familiares ... y dada mi postura de no delegar nada importante, me fui llenando de trabajo y pendientes a una gran velocidad. De tal suerte que a los pocos meses mis días eran absolutamente insuficientes para atender todo lo que yo debía hacer y simplemente no podía confiar en nadie para hacer nada.


Este asuntito me acompañó a mi curso de Jonahs en el Instituto Goldratt. Y cuando salió a relucir el tema de los Paradigmas o Creencias Limitantes en mi nube debí enfrentar la pregunta: "para crear una reputación como alguien confiable necesito hacer yo personalmente todo lo que sea importante porque ..." ,¿por qué"


Sabía la respuesta: "Porque cuando era niño me regañaron y castigaron por haber confiado en mi hermano, y me prometí que eso nunca me volvería a pasar" ... pero no podía escribir eso enfrente de mis compañeros de curso, todos ellos eran ejecutivos de organizaciones importantes ... así que escribí mi idea un tanto diluida en agua: "porque no se debe confiar en nadie mas las cosas importantes"


Pero ... este no era un paradigma o una creencia que se pudiera cuestionar... ¡era una realidad de mi vida! ... un par de horas después, habiendo recibido ideas, historias personales de vida y consejo de mis compañeros, por fin me quedó claro ese asunto de los paradigmas o creencias limitantes: Resulta que el hecho de que nosotros hayamos vivido algo, y hayamos tomado lecciones para toda la vida de esa experiencia, 1) no significa que todos lo hemos vivido y 2) no significa que todos los hayamos vivido igual.


Este fue un gran descubrimiento para mi, porque me permitió entender porque la gente actúa de maneras tan diferentes en situaciones que para mi no tienen opción. Todos hemos vivido momentos clave a lo largo de nuestras vidas, de los cuales hemos tomado lecciones que consideramos "incuestionables" porque tenemos pruebas y/o cicatrices que demuestran que así es la vida. Pero que esa haya sido NUESTRA experiencia no quiere decir que tenga que ser la misma para todos. Si de niños tuvimos maestros que fomentaron la expresión y respeto a las ideas de los otros niños, creamos la creencia (o paradigma) de que expresar libremente nuestras ideas es algo normal y bueno. Sin embargo, si nos tocó una maestra regañona que no aceptaba mas que sus enseñanzas como respuesta válida, creamos la creencia (o paradigma) de que solo existe una respuesta correcta para cada pregunta.


Así que cuando analizamos nuestros conflictos a través de la nube, en realidad lo que estamos haciendo es tomar un viaje a nuestro pasado y preguntarnos ¿qué pasó en mi vida que me hace pensar que esta es la mejor forma de lograr esto? ...


Esta es una experiencia interesantísima que nos permite re-prender una gran cantidad de cosas. Por ejemplo, en mi caso, cambié mi creencia de que no se debe confiar en nadie mas las cosas importantes y hoy no solo creo que debo delegar las cosas importantes, sino que también creo que debo hacerme a un lado para dejar trabajar a sus anchas a los expertos de cada tema.





23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo