Solución de Conflictos 6.0


Ha sido un largo y sinuoso camino esto de solucionar conflictos. Muy bien, ya entendimos que nuestros Paradigmas son el punto de apalancamiento para cambiar nuestra situación. Pero ... ¿cómo se cambia un paradigma?


Aunque a muchas personas les atrae la idea de que exista un taller de reparación de paradigmas (un agente externo que los modifique por nosotros: un terapeuta, un coach, un amigo, etc.) la experiencia me ha demostrado que los agentes externos, si bien pueden ser de gran ayuda, solo podrán ser eso: AYUDA. El cambio real deberá suceder dentro de la persona u organización. Y no es el resultado final, sino proceso de cambio lo que logrará acabar con nuestros conflictos.


Antes de dar el siguiente paso, le recomiendo leer el libro: Conversaciones Cruciales, de Al Switzler.


Nuestro proceso de reparación y ajuste de paradigmas, invariablemente nos llevará a conversaciones muy delicadas sobre temas que normalmente preferimos no tocar. Normalmente, este tipo de conversaciones las tendremos con personas a las que les tenemos mucha confianza y de las que valoramos mucho su punto de vista, por lo que no deseamos perderlas para siempre por una conversación mal manejada. Sin embargo, por más que intentemos no decir cosas equivocadas, nuestros comportamientos hablarán por nosotros, así que no solo se trata de cuidar lo que decimos, sino también que hacemos cuando lo decimos.


Ese libro presenta un ciclo de interacción que me abrió los ojos a un aspecto muy real que yo había intuido, pero no había visto con total claridad: todos nos inventamos historias basados en lo que vemos y escuchamos de los demás.



Y para no empezar a generar paradigmas de humo, deberemos ejercer gran control sobre la generación de historias en estas conversaciones tan cruciales.


Muchas veces, he sido testigo de pláticas de retroalimentación de directivos hacia sus colaboradores. Los directivos suelen pensar que se expresaron muy positiva y claramente, mientras que los colaboradores tienden a pensar que "los cajetearon". De mas esta decir que los comportamientos resultantes no solo serán terriblemente diferentes, sino que además estarán cargados de emociones opuestas.


En la solución de conflictos no podemos permitir estas desviaciones. Deberemos frenar en seco la creación de historias ("lo que en realidad quiso decir fue ... ") y si estas empiezan a surgir, deberemos preguntar abiertamente: "¿lo que quieres decir con esto es ...? "


En resumen: para modificar nuestros paradigmas requeriremos ayuda externa para guiar nuestros trabajos internos de ajuste. Para ser capaces de manejar adecuadamente la ayuda externa, deberemos desarrollar la habilidad de tener conversaciones cruciales sin auto-apuñalarnos por cada cosa que nos digan.


Entonces, y solo entonces, estaremos en una mejor posición para modificar o crear los paradigmas necesarios que rompan definitivamente nuestros conflictos.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo