top of page

¿TOC o No TOC? ... ¡ese no es ningún dilema!


Todo trayecto inicia con el primer paso. Esa es una verdad muy simple y básica en la que solemos estar de acuerdo de manera instantánea. En donde solemos atorarnos es en decidir ¿hacia donde? ...


En los esfuerzos de mejora nos pasa lo mismo. Sabemos que debemos hacer algo para ¨estar mejor¨. Pero lograr acuerdos sobre lo que significa ¨estar mejor¨ suele ser una aventura melodramática que pocas veces llega a buen fin.


Ahí es precisamente en donde TOC (Theory of Constraints) es sumamente útil. Existe un principio social muy básico que postula que la gente solo se une e ignora sus diferencias cuando tienen un enemigo común. Podría listar muchos ejemplos de este principio, pero estoy seguro de que ustedes ya lo han visto en acción y saben de lo que estoy hablando:

Ventas y Producción solo se ponen de acuerdo para pelear contra Finanzas; R.H. y Finanzas solo se ponen de acuerdo para despedir a un asesino; Los Vicepresidentes solo se ponen de acuerdo cuando la competencia nos apabulla ... en fin, somos todo un caso para lograr acuerdos.


TOC nos ayuda a lograr acuerdos porque señala de manera clara un enemigo común: La Restricción del Sistema. Como decidamos trabajar en la Restricción es completamente otro asunto. En los últimos 30 años he visto de todo: Kaisen, Shainin, TRIZ, Terapia Grupal, Gritos y Sombrerazos, ¡literalmente de todo! ... y desde mi asiento de Ring-Side, puedo decir que el factor común de los proyectos de mejora exitosos ha sido el nivel de acuerdo sobre el enemigo común, la Restricción.


Así que el uso de TOC ya no debería ser cuestionado. Las cosas ya no están para perder meses y miles de dólares en esfuerzos fallidos. Como decía mi abuelito: ¨Si vas a hacer algo mal, hazlo bien¨.



19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page