top of page

Todos tenemos días de 24 horas



Es muy interesante observar como algunas personas logran tanto en su vida y como otras personas parecen no avanzar un solo milímetro en toda su vida. Por supuesto, es interesante cuando solo somos observadores, y es terriblemente frustrante cuando sufrimos las consecuencias en carne viva. Sea cual sea nuestra posición, es muy valioso para nosotros hacer esta reflexión.


La gran Restricción en nuestras vidas, la única cosa de la que no podemos comprar o conseguir mas en ningún lugar o mercado, es tiempo. Todos tenemos un inicio (nacimiento) y un fin (muerte) y que hagamos con el tiempo entre estos dos eventos constituye nuestro proyecto de vida: la verdadera Explotación de nuestra Restricción.


Algunas personas deciden hacer y estar en muchas cosas. Saben mucho, conocen a mucha gente y han hecho de todo. Su concepto de Explotación de la Restricción se basa en CANTIDAD. Por lo tanto, hacer es mejorar.


Algunos otros deciden profundizar mucho en pocas cosas. Estos son los grandes expertos de un solo tema del que saben presente, pasado y futuro. Su concepto de Explotación de la Restricción se basa en PROFUNDIDAD. Por lo tanto, entender es mejorar.


Y claro, en una organización, familia, equipo, necesitamos de ambos. El problema surge cuando estos dos tipos de personas deben trabajar juntos. Sus formas y visiones resultarán altamente contradictorias y ofensivas. Y es en este punto de explosión, en el que Goldratt vuelve a brillar con su maravilloso recordatorio: La Meta.


Aunque las discusiones serán entre buscar CANTIDAD (mas clientes, mas eficiencia, mas amigos, etc.) vs. buscar PROFUNDIDAD (clientes duraderos, productos de calidad, amigos leales, etc), en realidad siempre deben orientarse a lograr Unidades de la Meta. ¿Cual es la Meta de nuestra organización (empresa, familia, equipo)? Teniendo la Meta claramente como objetivo, el paso siguiente para aprovechar el tiempo es: ¿como sumamos nuestros enfoques para lograr Cantidad Y Profundidad que generen UNIDADES DE LA META?


Mozart, Miguel Ángel, Eistein, Da Vinci lograron CANTIDAD y PROFUNDIDAD en sus respectivos temas. Para hacer esto DECIDIERON Enfocarse y dejar de lado otros aspectos de su vida. Esto implica que para explotar su genialidad necesitaban de un equipo (un patrocinador, una esposa, un mecenas) que resolviera otros temas por ellos. Son casi desconocidos los nombres de quienes les brindaron su apoyo, pero sin ellos no tendríamos las joyas que estas maravillosas mentes produjeron.


Así que si en verdad quiere aprovechar el tiempo, deje de enfocarse en los defectos de los que le rodean y empiece a buscar formas de sumar sus talentos con los de ellos.




23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page