TRUPUT: El medidor mas importante

Aunque se ha convertido en un término cada vez más usado, en realidad la palabra Truput no existe. Lo que pasó, es que en los años 90s, cuando empezamos a enseñar en México el concepto de Throughput como un elemento clave en la aplicación de la Teoría de Restricciones, debíamos pasar mas tiempo explicando como se escribía y como se pronunciaba esta palabrita, que el concepto en si mismo. Así que nos hartamos de perder tiempo en eso y decidimos "mexicanisarlo" y convertirlo en Truput, y para este blog utilizaré la palabra Truput ofreciendo mis disculpas anticipadas a los puristas del lenguaje...

Originalmente, el Dr. Goldratt utilizó este término tratando de evitar discusiones con los contadores, ya que en realidad se trata de la Contribución Marginal que ya era conocida y usada en el mundo administrativo: La Contribución Marginal se calcula como la diferencia entre el precio de venta de un producto y los costos variables asociados con su proceso de producción y ventas. Contribución marginal unitaria = Precio de venta − Costo variable por unidad. Como Goldratt sabía muy bien que los contadores no dan fácilmente su brazo a torcer y son muy buenos defensores de sus prácticas (llevan cientos de años desarrollándolas) trató de evitar confrontamientos directos y se buscó en los manuales de ingeniería una palabra que fuera diferente, pero significara lo mismo ... o sea, trató de crear una cortina de humo ... pero la historia nos dice que su artilugio estratégico funcionó bastante mal, y si me permiten una analogía, diría que solo logró ofender a la abeja madre y provocar que el panal completo se le fuerza encima.


Habiendo aprendido de mi gran maestro (¿ya ven cómo si se aprende mas de los errores que de los aciertos? ... ¡sobre todo cuando los platos rotos los paga alguien mas!) Trataré de no cometer el mismo error y solo por coincidencia (COVID-19) escribo este blog cubierto hasta los dientes contra ataques asesinos.


Veamos: ¿... qué genera tanto pleito?


La manzana de la discordia es el concepto de "Costo Variable". El Dr. Goldratt encontró que en la contabilidad tradicional se consideran como costos variables costos que en realidad ya no son tan variables como lo eran cuando se establecieron las fórmulas originales. Un ejemplo concreto lo es la Mano de Obra. Cierto, quincena a quincena debemos calcular cuanto le pagaremos a nuestros trabajadores, y es muy frecuente que la cantidad a pagar sea diferente de una quincena a otra, así que desde este punto de vista, ciertamente es un costo "variable". Pero si regresamos a las ideas iniciales (nuestro blog del 15 de Junio), la palabra "variable" no estaba relacionada a su "variabilidad en el tiempo", sino a su variabilidad respecto a la cantidad de productos fabricados.


Recordemos que originalmente se pagaba a los trabajadores "POR PIEZA TRABAJADA". Y en nuestra actualidad, aunque existen escenarios, como lo son las maquiladoras, en los que aún se paga a los trabajadores por pieza trabajada, para la mayoría de las industrias y organizaciones este ya no es el caso. Para la gran mayoría de empresas, el costo de la mano de obra ya no esta directamente relacionado con el número de piezas fabricadas, sino con el número de horas asistidas. En general, se le paga a los trabajadores un salario fijo por asistir a su trabajo un cierto número de horas. Las variaciones en la cantidad a pagar no son relativas al número de productos trabajados, sino a lo que la gente de Recursos Humanos llama: "incidencias" que tiene mucho mas que ver con el tiempo asistido y las prestaciones resultantes, que con la producción generada. Por lo que desde el punto de vista "producto" el costo de la Mano de Obra ya no es "variable" y no debería utilizarse en el análisis de la rentabilidad de cada producto.




Por supuesto, el costo de la Mano de Obra sigue siendo un factor a considerar en la Rentabilidad global del negocio. Sería absurdo proponer que esto fuera ignorado. Lo que el concepto de Truput propone, es que en la evaluación de PRODUCTOS, solo se consideren los costos VERDADERAMENTE VARIABLES desde el punto de vista "producto".


Retomemos la definición del concepto de Truput: "Truput es todo el dinero que el sistema genera para si mismo". Como se ilustra en la imagen inicial: del dinero que recibimos a través de las ventas de nuestros productos y servicios, existe una cantidad que solo "fluye"

a través de nosotros (y de ahí el concepto de "Throughput") y que si bien pasa por nuestras manos, solo lo veremos transitar hacia las manos de otros (como es el pago de las materias primas a nuestros proveedores). Todo ese dinero que solo nos atraviesa, si podemos relacionarlo de manera directa con el número de productos o servicios vendidos, lo consideramos un Costo Totalmente Variable (CTV).


Todo aquello que NO podamos relacionar directamente con el número de productos o servicios vendidos (como la Mano de Obra para la mayoría de nosotros), deberá ser considerado como un Gasto de Operación.


De esta suerte, la gran pregunta es: ¿generamos suficiente Truput para cubrir nuestros Gastos de Operación?

Cuando evaluamos el negocio completo, ambos conceptos nos llevarán al mismo número. (las matemáticas son maravillosas en su poder de ecualización de nuestros paradigmas emocionales). La diferencia solo se hace evidente al considerar productos aislados y es tan importante, hoy y siempre, tomar la decisión correcta sobre que producto eliminar y que producto promover para generar utilidades que el concepto de Truput se convierte sin lugar a dudas en el medidor mas importante para evaluar nuestro catálogo de productos y servicios.


En nuestro próximo blog analizaremos juntos un ejemplo práctico de la aplicación de estos conceptos.

43 visualizaciones0 comentarios