Restricciones Físicas y Restricciones Mentales


En el mundo de la Teoría de las Restricciones, siempre se ha hecho una clara diferencia entre dos tipos de restricciones: Las Restricciones Físicas, que se refieren a cosas tangibles que se pueden ver y tocar y a las que podemos aplicar muy directamente los 5 pasos (identificar, explotar, subordinar, elevar y repetir) y las Restricciones Mentales, que tienen que ver con las cosas que nos limitan que residen en nuestra cabeza (ideas, paradigmas, traumas, políticas, etc.).


De manera muy lógica, las restricciones físicas suelen requerir acciones físicas para ser resueltas y las restricciones mentales requieren que apliquemos nuestra mente.


Cuando la restricción es una piedra que bloquea nuestro paso, lo que hacemos es remover la piedra. ¡simple! ... ¿pero que podemos hacer cuando la restricción es un miedo o una idea del pasado? ... ¿como se remueve una cosa de esas?


Precisamente por eso se desarrollaron dos mecanismos diferentes. La manera de abordarlos es completamente diferente.


A los ingenieros y matemáticos nos encanta trabajar con restricciones físicas, porque siguen leyes que han sido estudiadas por siglos. El pensamiento de los antiguos griegos nos permite desarrollar ideas y soluciones lógicas. Todo ¨cuadra¨ y parece cumplir patrones universales.


El tema de las restricciones mentales pareciera no seguir patrones o ley alguna. Es como si hubieran quitado la gravedad del planeta y todo sucede de manera extraña. Soltamos algo y en lugar de caer se eleva; decimos algo tratando de halagar y lo toman como ofensa; bajamos un precio y compran menos; ¿¿??


¿Significa esto que no hay nada que podamos hacer para manejar estas restricciones de manera confiable y predecible? ... ¡Por supuesto que no! y Eli Goldratt lo repitió hasta cansarse: ¨En este universo predomina el orden. Solo que hay temas en los que aún deberemos estudiar mucho mas para entender ese orden¨.


Con mayor frecuencia encuentro áreas en las organizaciones llamadas: Inteligencia del Mercado y Desarrollo de Capital Humano. No, probablemente no sean estas la solución final, pero definitivamente son el inicio de una cultura de estudio y análisis de las variables que nos faltan para manejar mejor las Restricciones Mentales.


Veamos cuanto tiempo nos toma lograr un entendimiento razonable de las Restricciones Mentales. Si de algo estoy seguro es que no será ni con mucho lo mismo que nos tomó lograrlo con las Restricciones Físicas.




14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo