La diferencia entre SER Restricción y CAUSAR Restricciones






En el Universo TOC, todos lo habitantes saben que antes de proponer un cambio, es importante identificar la Restricción.


Hasta ese punto todos los habitantes están en total acuerdo. Pero al seguir avanzando en la aplicación de esta idea básica. Surgen situaciones confusas. Una de ellas es la que yo llamo ¨la casa de los espejos¨. Permítanme explicarme: Cuando una persona entra a una habitación llena de espejos, ve su imagen multiplicada, y si son muchos espejos de gran tamaño, es posible que se sienta desorientado e incluso que pierda el equilibrio.


De repente se da cuenta de que una de las imágenes tiene la camisa mal puesta, y entonces descubre otra con la camisa mal puesta, ¡y otra!, ¡y otra!, ¡y otra! ... ¡que barbaridad. ninguna de esas imágenes sabe vestirse! ... ¿ya vio para donde va esta historia?


De la misma manera, muchos líderes organizacionales, jefes de familia, encargados de departamento, etc. van por la vida ¨descubriendo¨ restricciones que son causadas por ellos mismos. ¡Ellos mismos pusieron el procedimiento o política y después nos llaman la atención por cumplirlo!


Si, normalmente la Restricción se ¨ve¨por allá, pero lo que la causó está por acá.


Y en TOC encontrar las restricciones es tan solo el primer paso. En los 3 siguientes pasos (explotar, subordinar, elevar) deberemos ir a fondo y encontrar las causas de porque la restricción es restricción.


Usando como analogía un equipo de futbol, podemos decir el director técnico NO PUEDE SER la Restricción porque el no estará físicamente en el campo de juego (si acaso estará afuera, pegado al límite del campo de juego dando instrucciones), pero es claramente posible (y muy frecuente) que EL CAUSE la Restricción por elegir mal a sus jugadores o plantear equivocadamente la estrategia del partido. En las organizaciones, el equipo directivo, no suele ser la Restricción, pero MUY FRECUENTEMENTE ES LA CAUSA.


Y si consideramos que las organizaciones tienden a reflejar la personalidad de sus líderes, podemos retomar nuestro inicio de la casa de los espejos y hacernos una pregunta muy interesante: ¿cómo estoy contribuyendo yo a que la restricción siga siendo la restricción? ... dejemos de ver que deberían estar haciendo los demás y empecemos por identificar que podemos hacer nosotros.


Si bien en muchas ocasiones no seremos la restricción, SIEMPRE habrá algo que podemos hacer desde nuestra posición para mejorar su desempeño. La gran pregunta es en realidad ¿lo haremos ... o simplemente señalaremos la restricción y seguiremos adelante como siempre lo hemos hecho?



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo