top of page

Sobre la FALTA DE DISCIPLINA



Un tema muy recurrente en el análisis de organizaciones de todo tipo es: LA FALTA DE DISCIPLINA. Y por supuesto, cuando alguien menciona este tema, siempre se refiere al comportamiento de otra persona, alguien mas que, consciente o inconscientemente, incumple con sus criterios de lo que significa ser disciplinado. Y esta es la parte que quiero compartir en este blog. Después de años de enfrentar estas situaciones puedo decir que existe una gran confusión en lo que significa ser disciplinado.


Para algunas personas, ser disciplinado es hacer lo que se le dice. Y si bien, se requiere disciplina para hacer esto, este concepto es mas OBEDIENCIA que disciplina. Para algunas otras la disciplina esta relacionada a la confianza de que harán aquello con lo que se han comprometido. Una vez mas, la disciplina es necesaria para lograr esto, pero este concepto es en realidad CONFIABILIDAD. Un tercer grupo considera que ser disciplinado es cumplír con los compromisos adquiridos, lo cual en realidad es RESPONSABILIDAD.


Entonces, ¿que rayos es ser disciplinado? Trataré de expresarlo sin recurrir al diccionario de la Real Academia Española.


El asunto es que todos generamos algún sentimiento cuando debemos hacer algo. Este sentimiento es algo instintivo y es parte de un sistema de alarma diseñado para mantenernos vivos. Nuestros cinco sentidos son las antenas y el sistema nervioso es el WiFi. Sentimos y esto genera emociones: Suena la alarma a las 5:00 AM, estamos tan cómodos en la cama que nuestra reacción es callar el ruido y seguir cómodos. El jefe nos pide un reporte, estamos haciendo algo importante, entonces entramos en conflicto, nuestras emociones chocan … ¿que hacemos? … tratamos de hacer las dos cosas y quedamos mal en ambas.


Lo interesante para nosotros en este momento es que de manera natural, estas emociones activan (o desactivan) nuestros comportamientos: luz roja, me detengo!; un león, corro!; Etc. Y aquí es donde la disciplina viene al caso. La Disciplina es nuestra capacidad para desconectar ese mecanismo automático de emoción-reacción. La Disciplina es nuestra capacidad de sobreponer nuestro juicio a nuestras emociones: Suena la alarma a las 5:00 AM, estoy muy cómodo, PERO me levanto; El jefe nos pide un reporte, estamos haciendo algo importante, PERO lo dejamos y hacemos lo que nos pide el jefe ahora.


La Disciplina entonces es el arte de sentir algo y sobreponer nuestro juicio a ese sentimiento. No implica que dejemos de sentir, implica que sintamos y entonces decidamos que hacer. Esta es la mejor manera para llegar a ser OBEDIENTE, RESPONSABLE Y CONFIABLE simultáneamente.


El Gran Maestro lo puso muy claro en el Sermón del Monte: “Simplemente, cuando digan si, que sea si, y, cuando digan no, que sea no” (Mateo 5:37)


35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page