Mi Nube de la "Nueva Normalidad"


Interrumpimos nuestras transmisiones relacionadas a la contabilidad y TOC debido a que hemos recibido un FLASH importantísimo que demanda nuestra atención inmediata: "Algunos gobiernos han decidido reducir drásticamente las medidas de prevención y cuidado público que se venían aplicando por el COVID-19"


Si bien yo no voy a meterme en discusiones políticas, porque en verdad no tengo los conocimientos necesarios para expresar públicamente una opinión, si tengo los conocimientos para ver y expresar el dilema que esto representa para la mayoría de las personas.


Es claro que todos deseamos regresar cuanto antes a lo que considerábamos aburrido y tedioso (¿no es simpático esto?). Muchos de nosotros hasta llegamos a extrañar al señor enojón de la recepción de nuestras oficinas. Queremos que la vida regrese a lo que nos era conocido y en donde ya teníamos muy bien definida nuestra zona de confort (aunque fuera un tanto cuanto incómodo). Hoy vemos que estas incomodidades eran bastante tolerables comparadas con estar encerrados en casa por días enteros.


Pero, la dura realidad es que las cosas NUNCA van a regresar a ser como antes. Esta experiencia ha dejado una huella tan grande y fuerte que nadie, sea organización o persona, volverá a ser exactamente el mismo que antes del COVID-19. ¿Cómo podemos regresar a lo mismo sabiendo que existen alternativas interesantes que antes ni siquiera habíamos explorado? ...


Sí, por supuesto que la experiencia tuvo sus cosas terribles, pero también descubrimos cosas muy atractivas: Descubrimos que los vecinos son buenas personas y que tienen nombres propios; descubrimos que podemos "comer" juntos enlazados por internet desde lugares muy alejados en el planeta; descubrimos que podemos pasarla bien sin gastar tanto como lo hacíamos antes; en fin, hemos desarrollado toda una nueva serie de conocimientos y habilidades en los que hace un par de años ni siquiera hubiéramos pensado.


Y, desde mi punto de vista, lo más interesante de todo ha sido ver como podemos trabajar en equipo para vencer obstáculos de todo tipo. Resulta que después de todo no éramos tan diferentes como creíamos y que nuestros intereses tienen mucho mas en común de lo que pensábamos.


¿y ahora qué sigue? ...


Como siempre con las nubes, deberemos evaporar esta para volver a disfrutar la luz del sol. La "nueva normalidad" nos plantea un dilema:


Deberemos ser muy cautos en nuestra adopción de esta nueva normalidad. No podemos volarnos y correr a hacer lo mismo de antes. Los científicos han trabajado muy duro en estos meses. Han avanzado muchísimo, pero la verdad es que el enemigo sigue ahí. COVID-19 sigue ahí. Como tigre agazapado, esperando el momento para lanzar su siguiente ataque. No podemos perderlo de vista.


Sí, por supuesto, demos el siguiente paso. Pero sigamos unidos. Muchos deberemos aprender nuevas habilidades u oficios. Por eso le están llamando la "nueva normalidad": porque lo normal será algo nuevo. Y si algo aprendimos de todo esto, pagado con vidas humanas, es que debemos cuidarnos unos a otros. Dos mil años después la regla de oro vuelve a brillar por su importancia: “Todas las cosas que quieren que los hombres les hagan, también ustedes de igual manera tienen que hacérselas a ellos.” (Mateo 7:12.)


¿Deberemos aprender nuevas cosas? ... ¡Hagámoslo en equipo!


89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo